El Papa: En el juicio final seremos juzgados por el amor y por la ayuda solícita


En su alocución previa al rezo mariano del Ángelus, el Papa Francisco, tras recordar la Solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo, Rey del universo, que cierra el año litúrgico, recordó la gran parábola en la que se despliega el misterio de Cristo, Alfa y el Omega, el comienzo y el cumplimiento de la historia, dijo el Papa, y la liturgia de hoy se centra en el "omega", es decir, en el destino final. En sus saludos después del rezo mariano del Ángelus, el Papa envió un "pensamiento especial a la gente de Campania y Basilicata" que hace cuarenta años sufrieron el desastroso terremoto que tuvo su epicentro en Irpinia. También saludó a esas familias que se han visto afectadas por la crisis sanitaria.

10 visualizaciones0 comentarios