¡Feliz día de Nuestra Señora de la Altagracia!

Actualizado: 27 ene 2020


Hoy 21 de enero celebramos el día de Nuestra Señora de la Altagracia considerada “Madre Protectora de la República Dominicana”, fecha en que muchos fieles visitan la Basílica de Higüey.


La devoción por la Virgen de la Altagracia, considerada como la Madre Protectora del pueblo dominicano, se inició durante el período colonial, cuando los viajes Cristóbal Colón, aunque también fue paseada por otras regiones del continente.

Origen de la Virgen de la Altagracia


Sobre el origen de la Imagen de la Virgen de la Altagracia existen diversas versiones, pero todas ellas se basan en milagros semejantes. Una de ellas cuenta que un colonizador vivía con su familia en una de las islas, y que acostumbraba hacer viajes para vender su ganado. En una ocasión cada una de sus dos hijas le hizo un encargo; la mayor le pidió vestidos, cintas y encajes, mientras que la menor, que era más inclinada hacia las prácticas religiosas, le pidió una imagen de la Virgen de Altagracia. El hombre se sorprendió, pues nunca había escuchado tal advocación, pero ella le aseguró que la encontraría.


Al término del viaje, y ya de regreso, el hombre pernoctó en casa de un viejo amigo, y le comentó mientras cenaban cuán desilusionado estaba porque sólo había podido conseguir lo que la hija mayor le había pedido, a pesar de haber buscado insistentemente la imagen de la Virgen de Altagracia, la cual parecía no existir. Al oír aquel comentario, un anciano que había pedido pasar la noche en la misma casa, y que estaba sentado en un rincón, se levantó y le dijo que sí existía la Virgen de Altagracia y que él llevaba su imagen.


La Imagen del Cuadro


La imagen de Nuestra Señora de la Altagracia representa la escena del nacimiento de Jesús en un pesebre, destacándose en dicha presentación la maternidad de la Virgen, a quien le rodea doce estrellas, en representación de las tribus de Israel y de los 12 apóstoles. En el cuadro se muestra la estrella de belén, la cual simboliza el cielo, así como dos rayos que se extiende hasta el presebre.



Oración a la Altagracia



!Oh, Madre de la divina sabiduría y por eso Madre de Dios de Altagracia! Postrado a tus pies éste miserable tuyo viene a pedirte dos gracias con esta oración.

La primera es una alta gracia de grande honra y gloria para la tierra, pues es la exaltación de la santa fe católica, la extirpación de las herejías, la paz y concordia entre los príncipes cristianos, las victorias contra los infieles y la rendición de los cristianos cautivos.

La segunda es la gracia justificante para este arrepentido pecador, que ya aborrece los viles deleites de la culpa, y propone no ofender más a la bondad infinita.

Por tu mano, Señora, espero esta misericordia, para que después de servirte en esta vida, llegue a gozar en la otra de la Divina Gracia.

Para que más bien pueda contar las misericordias de Dios, os pido atendáis a mi necesidad y me concedáis la gracia que os voy a pedir.

(Aquí parándose un poco en silencio, pedirá cada uno lo que necesite), y después dirá:

Así Madre mía lo espero de vuestra piadosa liberalidad; más si acaso no conviniere mi petición, me resigno en tu santísima voluntad; dadme paciencia para tolerar los trabajos y pasiones de la vida, hasta el fin dichoso de verte con tu hijo Jesús en la gloría.

Amén.

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo